Parafruts se constituyó en empresa durante el año 1984 por las inquietudes surgidas entre catorce agricultores que decidieron unirse para comercializar sus productos directamente a los clientes reduciendo el tiempo de entrega de sus productos a los consumidores finales con objetivos muy claros: trabajar por la calidad y la satisfacción del cliente.

  En sus comienzos Parafruts comercializaba un millón de kilos y desde entonces hasta la fecha se ha ido incrementando paulatinamente su producción hasta llegar a los quinces millones de kilos entre tomates (long life y racimo), berenjena, melón y calabacín principalmente, distribuyéndose en la Unión Europea (Gran Bretaña, Francia, Alemania, Holanda y Suiza), como destinos preferenciales, EEUU y mercado nacional.




Los productos de Parafruts S.A.T. mantienen todo el sabor y las propiedades nutritivas al ser recolectados en el momento óptimo de maduración.

  Con el paso de los años la empresa Prafruts ha ido evolucionando, reformando y modificando sus instalaciones para adaptarse a las nuevas tecnologías y de los quinientos m2 ha pasado a siete mil m2 de almacén y nave de confección junto con otros seis mil m2 en zonas de parking, carga y espera.